miércoles, 2 de diciembre de 2009

Infinito

INFINITO.

Cuando los mares regresen a su nido,
y la tierra saque sus polluelos.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando el camino regrese hasta mi hombro,
y mis pasos alarguen la partida.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando mi grito se estrelle contra el sol,
y mi voz logre envolver a los planetas.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando la alfombra verde de la tierra haga rosas rojas,
y las montañas altas produzcan corazones.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando las estrellas se junten en un beso,
y el amor se siente en la luna.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando el fuego envuelva a los dioses paganos,
y la lluvia refresque las avenidas de la vida.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando los truenos llamen a la guerra,
y las canciones todas se junten en sinfonía de paz.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando la tierra tiemble al mirar un beso,
y el sol ilumine el amor de siempre.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando el viento arrastre al mundo en su abrazo,
y la brisa se quede arrullando a ese niño.
Mi amor, estaré contigo en ese instante.

Cuando el alba se presente en mi ventana,
y ese minuto coja con mis dedos.
Mi amor, este segundo estaré contigo, hasta el infinito.
Magno González Arrascue.

lunes, 30 de noviembre de 2009

sábado, 21 de noviembre de 2009

Te espere.

TE ESPERE.

Te espere, mirando tu distancia,
se diluyo tu silencio en mi cara,
se cayó tu horizonte en mi pena,
y mis ansias destrozaron mi alegría.

Te espere, cansando mi nostalgia,
haciendo trizas mis venas que caminan,
en la ruta de mi alma que se muere,
por tu amor que se hace nada cada día.

Te espere, mirando el cielo que se nubla,
llego la lluvia a mojar encima mi tristeza,
con las gotas que se caen de mis ojos,
y golpean estos días que se cansan.

Te espere, en el invierno que me duele,
en el otoño, donde caen mis recuerdos,
en la primavera, que aroma mi espera,
y en el verano, que me da calor para tu frío.

Te esperare, cien años con mis pies descalzos,
para construir una sonrisa en tus labios,
beber las gotas del recuerdo que dejaste ,
y morir con el tiempo y en silencio.
Magno González Arrascue.

Basto un suspiro.

BASTO UN SUSPIRO.

Bastó un suspiro, lejano y silente,
cerca a la luna, contigo despierta,
mirando estrellas, bellas cada noche,
ahí acompasamos, palabras muy dulces.

Fue en un segundo, que logramos la dicha,
allá en la arena, tendida tu risa,
halle mil caricias, rodando en el viento,
encontré un suspiro, prendido en tu beso.

Ahora ya somos momento y segundo,
juntando esas horas, arrullemos caricias,
así llegaremos, a morir cada hora,
escribamos un libro, que será nuestra historia.

Rendido a las horas, que vienen sin pausa,
escuchemos canciones, que traen las olas,
así despertemos, sintiendo un suspiro,
y sin calendario, amemos la vida.
Magno González Arrascue.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La sombra de un amor.


LA SOMBRA DE UN AMOR.

Porque las hojas caen cada otoño?
será para despertar cada sueño oculto,
o será para morir en cada olvido,
o quizás para orar por tu diente macizo.

Ella llegó, con el sudor de su cariño,
como algo que palpita en sus deseos,
como una diadema filuda en mi sien,
o como linaza que se espesa en mis pupilas.

Volamos y llegamos, surtiendo nuestros besos,
trotamos el mundo, en nuestras entrañas,
nos miramos, como olas gigantes a reventar,
viciamos el cielo, con nuestros abrazos candentes.

En la media noche, hurgamos los poros infinitos,
alzamos el vientre, en nuestras manos,
hundimos las pasiones, hasta el gemido intenso,
y caminamos adentro, en nuestros ríos.

Pero eran, solo pasos en el aire sin rastro preciso,
ya el horizonte, estaba caduco y sin cielo,
los árboles, no eran justos con sus nombres,
era todo una fantasía, sin brazos, ni piernas.

Ahora el llanto, germina casi despierto,
el suspiro es venganza, que ahoga la dicha,
la mirada se pierde, como olvido travieso,
escuchando una canción, que ya se aleja.

Aunque queda solamente, el trigo sin espiga,
a cursar un año triste, y sin mañanas,
la luna, esconde su romance lejano,
y tu olvidas mi nombre, como nota fúnebre.
Magno González Arrascue.

jueves, 22 de octubre de 2009

Esperanza muerta.

ESPERANZA MUERTA.

Se dibuja tu nombre ausente,
la distancia, que llueve en silencio,
distancia sumida, enfriando mis ansias,
olvidando los besos que un día bebimos.

Estuvimos uncidos, como un milenio,
azuzando nuestras entrañas en deseo,
eran tiempos de comidas calientes,
en la danza nocturna, del amor jadeante.

Ahora estas mas distante que el frio,
estas mas allá de la estepa que duele,
como roca que es fría, témpano de hielo,
que duele hasta un punto que es nada.

Entonces cavaré mi nombre en tu silencio,
rosearé mis alegrías, en una fosa oscura,
incendiare mi amor, con tus huesos helados,
acabare mi voz, como hilo torcido..

Asoma la desdicha, con quejidos lastimeros,
se ufana el desprecio, encallado en mi sien,
cae la esperanza, en su articulo mortis,
entonces ahora, esta la esperanza ya muerta.

Magno González Arrascue.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Siénteme.

SIENTEME.

Siénteme,
al despertar y llegue con el alba en un suspiro,
hacerte caricias con el rocío de mi sonrisa,
mirar que estiras todas tus delicias, dándome un beso,
llenar de miradas mis emociones que ya estallan.

Siénteme,
junto a ti, al medio día de verano,
sofocando el hastío, en el mar de tu viento,
mas tarde, sentados en la mesa haciendo bocados,
sentiremos la sed, que nos tenemos en cada mirada.

Siénteme,
en el ocaso, cuando llegue despacio,
urdiremos sonrisas, para hacernos el beso,
un abrazo, terminará mi llegada furtiva,
porque es el comienzo, de la noche que espera.

Siénteme
el oscuro es inicio, que invita a tu alcoba,
ahí perturbaremos la calma que estaba dormida,
porque subiremos a escalar tus montañas,
y hacer del minuto, un siglo de encanto.
Magno González Arrascue.

sábado, 17 de octubre de 2009

Caminando hacia ti.

CAMINANDO HACIA TI.

Tu eres distancia envuelta de viento,
camino en silencio, a merecer tu sonrisa,
alargo los pasos, las olas me llaman,
buscare tu sonrisa, envuelta en las olas.

Allá nos espera la lluvia sin pausa,
sus gotas serán, caricias que mojan,
tus manos muy tersas, son hilos de seda,
la piel en el agua, la vida florece.

Más tarde vendrá el viento muy fuerte,
arrastrará nuestros pasos, hasta el silencio,
ahí olvidaremos palabras y letras,
y una hoguera, será el murmullo.

Llegamos al fin, las olas son barcos,
con lluvia muy tensa, melodías en gotas,
con viento que azuza, el amor ya dormido,
el silencio que mata, palabras quebradas,
todo palpita sin tiempo, casi hirviendo,
en el claustro sediento, de nuestros deseos.


Magno González Arrascue.

domingo, 11 de octubre de 2009

Y llegó mi poema

Y LLEGO MI POEMA.

Eran esos momentos, que caía la brisa sin sentido,
eran las locas horas que me decían, calma tus pasos,
o la pluma, que descansaba en mi orilla,
también las ilusiones, que no tenían un cobijo.

Iba el sol apurado, a llenar su adolescencia,
la luna caminaba sin el viento, hasta su ocaso,
los ríos se juntaban, a cantar algunas notas,
ya todos fueron libres, sin el tiempo.

Llegó el momento, de sacar nuestros poemas,
mirar esta distancia, que se ofrece para andar,
ir detrás de las sonrisas, que suspiran muchos besos,
entonces cobijar las ilusiones, en nuestras letras.

Ahora prende esa lámpara, que ya es hora,
de cubrir mi espacio, con el abecedario,
derramar mis letras, que se agitan en cada línea,
lograr nuestro poema, con un beso hasta el sol.

Magno González Arrascue

martes, 6 de octubre de 2009

Mercedes Sosa, vive


“Su canto fue trigo verde,
que esparció por nuestras patrias”

MERCEDES SOSA, VIVE .

El canto vuela con la cantante,
hasta las estrellas que la llaman,
desde la tierra que nos dio su alma,
en el tiempo duro, que morían los días.

Nos quedaremos asumiendo su cansancio,
en este valle, que hizo nuestra patria,
con su canto, con el puño en alto,
para vencer, la injusticia que duele.

Seremos canto y camino limpio,
para seguir sus pasos desde hoy,
hasta que las estrellas, calmen la miseria,
en este mundo, de canciones tristes.

Moriremos algún día, con sus canciones,
pelearemos con cada palabra suya,
en los campos, donde haya cenizas,
que dejan en escombros, los tiranos.

Magno González Arrascue

sábado, 3 de octubre de 2009

Quisiera

QUISIERA.

Quisiera ir a ver la gota de tus sueños,
beberla y llevarla a mi esperanza,
caminar en los rieles de tu vida,
y llegar hasta la orilla tuya.

Quisiera ir a encontrar tus labios húmedos,
sacar el néctar que llevas en tu alma,
saborear tu vida, en las mañanas venideras,
llegar hasta tus gotas que derramas de tu piel.

Quisiera estar contemplando tu presente,
borrar aquello que no fue nuestro,
mover el tiempo y cogernos de las manos,
caminar a la deriva hasta que la lluvia calme.

Quisiera estar a la vera de tu sombra
nutrirme de la esencia que tienes en tu mente,
ojear tu corazón que inspira sentimiento,
y volar sin fin al lado tuyo, porque eres ¡MI AMOR!

Magno González Arrascue.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Hagamos de la vida una fiesta,
y de las cosas simples la felicidad.
Magno.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Casi una esperanza.

CASI UNA ESPERANZA

Cada día en el cielo escribo mi vida,
con lápiz de cera que se resiste,
decir, que el día llega con pena,
y la esperanza abandona el camino.

Cada suspiro, casi una esperanza,
apretujando mis ansias en cada intención,
en cada recodo, mi vida golpea,
desde la niñez hasta mis canas.

El mundo partido en dos,
unos, en balcón de cristales,
otros, en barandas deshechas,
se deshila el destino en cada morada.

Seguir caminando, con la palabra muriendo,
tomar el sol para abrigar el mañana,
beber la tristeza en sorbos descalzos,
saber que los caminos, solo son trapos arrugados.

Ya nada importa que la vida converse,
deambule en silla rota, mañana a noche,
hierva sus pesares, en candela roja,
solo será, caña dulce sin su miel.

Iré franqueando mis pesares, con recelo,
tu, con tu falda buscando el viento,
tu mirada puesta en algún horizonte,
y tu dicha será mi agonía, ya sin esperanza.

Me quedare en el mar de olas grandes,
nadare hasta alguna orilla vecina,
ubicare mi nombre, en algún recodo,
ahí me sentare a musitar, la canción del silencio.

Magno González Arrascue

domingo, 5 de julio de 2009

Dejame estrujarte


DEJAME ESTRUJARTE.

Déjame estrujar, tus pétalos de miel,
hacer de un día el manjar del deseo,
romper en llanto, a la hora de la luna,
mirar cada sollozo, en una sabana alba,
sentir un beso, en la cadencia de tu cuerpo,
oler el aroma que destilas en tus labios,
bordar con suspiros, el lienzo de tu alma,
gritar cada gemido, en la fuente de tu centro,
explotar en el cielo tu deseo y el mió,
para desfallecer en caricias, un suspiro eterno.

Déjame regresar, hasta tus labios tensos,
oler el perfume de tu respiro hondo,
tocar tu sabia, que envuelven tus besos,
acariciar la esquina de tu boca ardiente,
llevar mis dedos, por la calle ancha de tus deseos,
unir nuestros bordes y zanjar nuestra dicha,
alzar la delicia que segrega nuestro amor.

Déjame unir mi piel con tu horizonte,
sentir tus laderas, que me llaman sedientas,
estrujar tus montañas, hasta que brote deseo,
subir al pico más elevado y sollozar en truenos,
de ahí, bajar por los prados ardientes hasta tu valle.
ahí otear, tu quebrada honda que desgrana pasión,
enfilar la dicha, en el claustro de tu río,
morir en partes iguales, al vaivén de nuestras olas,
porque llego la luna, con su cáliz de aromas,
cabalgando sin bridas, en una noche tuya y mía,
desbordando el océano, que se viene en cascadas,
dejarnos tendidos, esperando caducar el silencio.

Magno González Arrascue.

miércoles, 1 de julio de 2009

Envuelta en mi alma

ENVUELTA EN MI ALMA.

Eres la esquina alegre, de mis suspiros,
la calle ancha de mis pasiones,
camino limpio de mis amores,
eres mi diosa, envuelta en mi alma.

Con tus besos fuertes, adoro el cielo,
con tus brazos tiernos, aprieto el mundo,
con tus ojos claros, miro estrellas,
eres mi diosa, envuelta en mi alma.

Eres libro abierto, en mis desvelos,
un lápiz grande que escribe versos,
mi pentagrama que entrega notas,
eres mi diosa, envuelta en mi alma.

Mañana estiro este mi tiempo,
de tu ayer, que no estuviste,
eres presente, que siembra besos,
eres mi diosa, envuelta en mi alma.

Eres montaña que subo a verte,
por este bosque que me sorprende,
tu, abrazada en mis suspiros,
eres mi diosa, envuelta en mi alma.

Y viajaremos contigo siempre,
caminaremos por nuestra playa,
forjaremos nuestro camino,
porque ya eres, mi diosa, envuelta en mi alma.

Magno González Arrascue.

miércoles, 3 de junio de 2009

Mi vida es contigo

MI VIDA ES CONTIGO

Porque ya mi vida se amontona tanto,
estos mis días, están ya pedazos,
no solo mi cara, también duele el alma,
el dolor va pa’ dentro, y sale de ahí,
recorre mis huesos, camina en la carne,
ya mas afuera, todo es oscuro.

Se presenta el odio, con su cara fiera,
la tristeza afea, mi faz hecha sombra,
el dolor invade punzando el dolor,
la ira es mirada, que viene con lluvia,
el insulto salta, es barro mugroso,
la humillación me cae, como hojas tristes,
la indiferencia arrasa todo este día,
ya cae mi alma, no aguantan mis huesos.

Solo me queda, mi poema triste,
éste nunca muere, éste es mi coraje,
con el me alejo, buscando el aroma,
en otros confines quizás hay camino.

Aquí esta el viento soplando mi cara,
sale el alba trayéndome luz,
el rocío llega, me hace caricias,
el sol y sus rayos, se acercan a mi alma,
aquí esta la vida, aquí mis amigos,
mas tarde el ocaso me da emoción,
la noche ya aclara porque me acompaña,
la luna es amor, que añoro por siempre,
me siento con ella, me conversa amores,
amanece el día, con sus horas tibias,
el árbol sonríe, meciendo sus ramas,
las aguas del rió, me entregan sus notas,
ya todas las aves, me envuelven en trinos,
y todo se vuelve, una sinfonía.

Si algo me falta lograr en este día,
será tu aroma que me espera lejos,
ahí lograremos un suspiro juntos,
un abrazo eterno, que ilumine siempre,
la vida es hermosa, mi vida es contigo.

Magno González Arrascue

lunes, 1 de junio de 2009

La ilusión

LA ILUSION.

La ilusión, festín de los espíritus,
maroma, que envuelve corazones,
ahí, en el arco iris de una tarde sin fin,
cuando no se logra una espiga madura.

Es la luz que viaja cerca del alma,
meciéndose, en las ramas del tiempo,
bailando, casi a trompada suelta,
en la batalla, de sembrar algún sueño propio.

Esta al alcance de mis manos vacías,
porque, el aire se toca con suspiros tiernos
porque, el agua se derrama siempre,
y un paso, nunca se parece al otro.

Creí, haber llenado mi dicha cansada,
al beber palabras, adornadas con roció,
al surcar los vientos, con tu risa desgajada,
y apretar tu nombre, con un beso libre.

La ilusión, solo es luz desparramada,
es la endemia, que arrasa sueños,
esos que se aùpan, al horizonte tuyo,
y se mueren, en una tormenta ciega.

Magno González Arrascue.

lunes, 25 de mayo de 2009

Estas lejos

ESTAS LEJOS.

Casi horneo mi pena callada,
en mi pecho apretado muy débil,
al escuchar el silencio bastardo,
en mi asiento que espero encorvado.

Estas lejos, murmurando mi nombre,
o tocando el viento marchito,
que te envía mi pena sufriendo,
desde mi espejo, que llora una gota.

Estas lejos, cada vez que mi voz se derrama,
en la bolsa que guardo tu nombre,
con caricias, también muchos besos,
que acumulan mis pasos cansados.

Estoy lejos, escuchando tu voz argentada,
que llega, a hospedarse en mi alma,
y recorre tu beso, mi sangre candente,
y se queda cantando en mi pecho.

Llegaras, un día cargando alegrías,
y se abracen, tus besos con los míos,
nuestro llanto, dirá que estamos juntos,
al beber, este amor sin medida.


Magno González Arrascue.

lunes, 18 de mayo de 2009

Desde tu amor

DESDE TU AMOR.



Surges como gaviota tierna,
alzas mi vuelo, hasta tus quebradas,
me das de beber, de tus cantaros llenos,
en tus labios carmín, hechos de caramelo.

Ahora quitare mis ansias, en favor de un beso,
moveré mis ilusiones, hasta tus caprichos,
serás el dulce canto en mi descanso,
serás la vereda ancha en mi casto sueño.

Seremos amantes en un lecho sin vestido,
amaremos nuestros gemidos, con dulzor de cielo,
cobijaremos nuestro deseo, en tus laderas tersas,
porque ahí esta la caña dulce, esperando un beso.

Que esta noche, nuestros labios callen,
hasta que el grito inmenso, brote desde adentro,
con furor de ola, en cada grito inmenso,
y caigamos tendidos en el fresco de tu sonrisa.



Magno González Arrascue

miércoles, 29 de abril de 2009

Camino triste


CAMINO TRISTE.

Quizás una rosa cruce furiosa,
al alcance de algún silencio,
ese que raudo deja el camino,
y la tristeza aulle su soledad.

Mas allá se cocina, un beso casi ya muerto,
con madera verde, que cuece un amor,
en la silueta larga de tu pensamiento,
que abre una herida, en cada tristeza.

El silencio es duro, sin una sonrisa,
se hace impío, desde la distancia,
enciende un beso, pero no llega,
porque el silencio, es muro eterno.

El camino es largo en el final,
llegar cansado sin poder mirar,
la tristeza honda de esta eternidad,
que lacera el alma sin cesar.

El camino se unió a mi tristeza,
no poder dar pasos, sin caer muchas gotas,
todo es nada, ya en mis ojos,
se acabo el tiempo en su silencio.

Magno González Arrascue.

viernes, 17 de abril de 2009

Amarnos por siempre


AMARNOS POR SIEMPRE.

Casi devorando el tiempo y en silencio,
llego al lago abundante de tus besos,
a las lianas frescas que aprietan nuestro abrazo,
en las faldas sinceras de la vida.

Brotó tu carcajada, como trueno en mis labios,
tu sonrisa, como agua de fuente iluminada,
tu mirada, encendió mi alma a colores,
eras tú, en la inmensidad de mis emociones.

Te quiero, como quiere, la tierra a la lluvia,
te amo, como el jilguero, ama su trino,
te deseo, como mi sed a tu fuente,
era tu mano, que apretada a la mía, se hizo la vida.

Llega la distancia sin fronteras activas,
separas mi voz, de tu voz cada día,
es tu dolor, que mancilla nuestro amor,
y los días acaban, nuestros suspiros cada día.

La esperanza asoma, como luz en tus ojos;
se hace la vida, como abrazos hambrientos,
la alegría cunde, en nuestras almas cerquitas,
y yo danzo en un beso, al sentir siendo el tuyo.

Ahora acerca tu nombre, a mi nombre
como antes, que la risa envolvía nuestras almas.
quiero el costado, de tu vida conmigo,
andaremos, cruzando los dedos muy fuerte,
porque llego la hora, de amarnos para siempre.

Magno González Arrascue

domingo, 5 de abril de 2009

El tiempo se me va


EL TIEMPO SE ME VA.

El tiempo se me va,
con mi mano que desnuda tus cabellos,
con mis labios que atormentan tus caderas,
con el vino que aumenta tus deseos,
como el zarcillo que se pega en tus polleras.

El tiempo se me va,
hasta la orilla del desgano,
se me va, como el dado que se pierde en mi bolsillo,
se me va, como la gota que se pierde en el abono,
se me va, con tu nombre a engordar el universo.

El tiempo se me va,
en la tormenta que destruye cada sueño,
en la tristeza que cala en mis sentidos,
en la orfandad de mi alma que habla con la luna,
también, con el tiesto vacío de mis cereales.

El tiempo se me va,
como luces que ya parpadean,
como truenos que alargan algún tormento,
como pisadas que trotan alguna desgracia,
también como la lucha interminable de este mundo.

Magno González Arrascue.

domingo, 29 de marzo de 2009

Alma

ALMA.

En la cima grande de mis emociones,
juegas al viento, tu hermosura,
como diosa joven que vive ahora,
para entregar poesía, desde tu alma.

Caminando ayer, encontré tu nombre,
en una estrella que ya es mi amiga,
le pedí a ella solo una caricia,
entonces llegaste tu, a mirar mi alma.

Estas aquí surcando ya mis esperanzas,
de unir un día la frente con un beso,
para juntar corazones, en cada medio día,
desde la profundidad de nuestras almas.

Seguiremos el camino en cada amanecer,
musitando música, de nuestras melodías,
atrapar un suspiro, allá en cada viento nuestro,
que será el sello eterno, de nuestras almas.

Magno González Arrascue.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Sin Nada


SIN NADA.

Voy rompiendo el tiempo incierto,
los minutos, con carga de pesares,
las horas, con su indiferencia que humilla,
los segundos, letras que no se entienden.

Llega la angustia, que se aloja en mis huesos,
la tristeza, silencia mi voz ya cansada,
el dolor, que penumbra las entrañas,
todos son puñales, que se mecen en mi cuello.

Cada mañana, un lucero mira mi llanto,
al medio día, sucumben mis esperanzas,
el ocaso, usufructúa mi desdicha y arrastra mis sombras,
en la noche, el lodo cubre mi desnudez.

Solo tus labios, jurarán en mis heridas,
en la locura de tener tu amor sincero,
que será, un rosario de ave marías,
donde hinquemos el dolor, hecho religión.
Magno González Arrascue

sábado, 14 de febrero de 2009

Este Domingo


ESTE DOMINGO

Buscando el sentido, de este domingo,
me encuentro diciendo, que ya estoy solo,
se fueron los días, los meses, los años,
ya mi distancia, se acorta en letras.

Mirando mis manos, quizás ya cansadas,
mis pasos pausados, de caminos hartos
mirando el espejo, mi cara surcada,
mis ojos marrones, te miran hermosa.

Será tu dulzura, que me da más años,
que acumulaste con mucho cariño,
en cada recuerdo que viene contigo,
a buscar mi alma, que te espera siempre.

Llenarás mis domingos, también mis semanas,
porque ya llegaste, con tu alegría abierta,
a colmar mi vida, con suspiros cerca,
hasta mi mundo, contigo por siempre.

Me das tu vida, en sincera calma,
allá en tu mente que despeja lejos,
en las madrugas de muchos silencios,
donde se acuestan las esperanzas siempre.

Llegará el día que abracemos una melodía,
que camina de lejos, hasta nuestros silencios,
en la espera, de vernos con una sonrisa,
que colme la mente, también nuestra alma.

Será el domingo, un feriado eterno,
donde alojemos, nuestros sentimientos,
hasta que la dicha sea cotidiana,
en los corazones que estamos uniendo.

Magno González Arrascue.

martes, 10 de febrero de 2009

Los Dos


LOS DOS.

Serás distancia en cada hora,
serás silencio en mis razones,
en las orillas amplias de tu risa,
cobijaré mi sonrisa, en tu viento.

Allá recibirás, cada primavera
con flores silvestres y de mi jardín,
que aquí sembré, para tus manos,
en el campo piel de tu geografía,

Llegaré un día, quizás en verano,
con mis manos llenas de amor,
a entregarte abrazos de pasión,
en tu pecho grande, de jazmín.

O vendrás juntando caminos,
a ofrecerme tus sonrisas,
en mis ojos marrones café,
donde miraras tu alma, junto a la mía.

Magno González Arrascue.

sábado, 17 de enero de 2009

El Camino de una Rosa

EL CAMINO DE UNA ROSA.
Si el sinfín estuviera cerca,
si el aroma fuera tu sonrisa,
si tu perfume amara las flores,
si la distancia oliera tu mirada,
entonces surcaría los mares allende tu nombre.

Si tu pelo volara en mil estrellas,
si tus ojos abarcaran el universo,
si tus labios jugaran en mis manos,
si tus pies caminaran hacia una rosa,
entonces lograría tu dulzura.

Si tu camino encontrara mi suspiro,
si tu cielo me cubriera con su azul,
si tu horizonte fuera una dicha,
si tu espacio conversara con mi esperanza,
entonces alargaría mis pasos hasta tu respiro.

Si tus ansias lograra atrapar,
si tus deseos lograra beber,
si tus caricias fueran las mías,
entonces estaría danzando en la gloria,
y solo así atraparemos la felicidad de una rosa.

Magno González Arrascue

jueves, 15 de enero de 2009

Caballo Negro


CABALLO NEGRO

Enciendo la vela, ahí en San Gregorio,
repaso este libro, con letras muy tenues,
me quedo dormido, como un recuerdo,
y llega la aurora, haciendo colores,
miro mi plaza vacía de todo,
pero hay corazones, que suben y bajan,
este es mi pueblo, que hizo mi alma.

Recorriendo campos, andando caminos,
corriendo al caballo, mirando sus ojos,
pasando mi mano, por sus crines largos,
posando mi cara, en su cara grande.

Montado en su piel, me siento en el cielo,
el mueve la cola, diciéndome hola,
se mueve un poquito sintiendo alegría,
ya somos amigos de ayer y por siempre.

Ajusto las piernas y salen sus pasos,
esta es la señal que partimos solos,
el me lleva lento mi "negro" es hermoso,
en mis cinco años me entrego su anca,
me llevó con el, él me dio cariño.

Va sonando el suelo, avanza el camino,
llegamos al río, sus aguas chispean,
más allá esperan, los otros amigos,
están que se agitan, de aquí para allá,
llega este "negro", éste es el papá.

Está la yeguada, y el viejo corcel,
están las potrancas, de ojos vivaces,
potrillos que saltan, hasta la alegría,
nos miran, relinchan dando un saludo,
estos son amigos que dan su dulzura.

Acercamos pasos y ellos se mueven,
ahí está la madre, de ésta manada,
es la yegua "blanca", tan noble y tan suave,
es una locura, cabalgar sus pasos,
no hay pasos mas suaves, por este confín.

Ella me quiere, como yo a ella,
solo nos amamos, muy dentro sabemos,
cuando cabalgamos, sentimos la danza,
que los corazones, se mueven muy juntos.

El resto nos miran, están como hablando,
ya todos nosotros, somos muy amigos,
amigos que se hacen, solo con miradas,
esta es la amistad, que anida en mi alma,
ahí aprendí, que la amistad, también es silencio,
se hace mas fuerte y se hace mas alma,
me queda el recuerdo, de esos días dulces,
ahora truncadas, sin ese mañana.

Magno Gonzàlez Arrascue.

sábado, 3 de enero de 2009

El Mundo


EL MUNDO


No soy fiera que derribe tus tambores,
ni tambor que alquile tus bemoles,
solo llego a brindar mi viento fuerte,
para horadar tus cinco caras fieras.

Ya el mundo llega con sus heridas,
y las cicatrices son caminos muy oscuros,
ya que el lienzo huyo con su cuadrado,
y mi pueblo se hundió en su holocausto.

Mañana el huésped mirara cada retazo,
se ira con su dedo dejando tus lechuzas,
porque la fuente se seco en su madera,
y el fango hará fiesta sin su arpa.

Este mundo es un sufrir en cada poro,
sin escapar de las paredes del destino,
solo congelar, la ida de la noche,
y morir en cada paso sin cadalso.

Magno González Arrascue.

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...