lunes, 4 de octubre de 2010

Para tí ...Mujer

viernes, 1 de octubre de 2010

Mi angustia


MI ANGUSTIA.

Casi bordeando el día, arroje una lágrima,

que me gotea desde tus palabras,

al alejar tus besos desde tu morada,

en un día que se cae solo y sin sentido.


Urdí canciones para ver tu alma,

tan cristalina como nuestra mañana,

esas que juntaban manos y miradas,

en un beso lejos, pero junto a nuestros labios.


Estoy bebiendo angustias, que consumen horas,

con mi ventana abierta a tu sonrisa,

desde esta distancia, que agita mi frio,

al sentir mi sollozo, que punza en cada tristeza.


Espero el bastón de tu esperanza,

para caminar, siempre en tu orilla,

haremos el vino con nuestras caricias,

en la paz sublime de nuestro hogar.


Magno González Arrascue

Trujillo - Perú

02:30 - 25-10-09

Anoche llorè

ANOCHE LLORE.


Anoche llore, en mi almohada vacía,

una gota fría, encontró otra ya fresca,

en la penumbra gastada por una agonía,

que camina apurando este mi llanto.


Ayer fueron susurros de la vida temprana,

de muchos colores y espigas maduras,

los choclos muy frescos, en la caña empinada,

ahí la alegría, rebozaba en cada ladera.


Mas tarde la bruma espesa mi cielo,

llueve la angustia, golpea mi alma

inocentes lágrimas miran distancias,

en el sendero incierto, que agota cada silencio.


Siento que se perdió mi camino,

se quedo humeando una esperanza perdida,

con la frente quemando, por una pedrada escondida,

que golpea mis venas ya sin sus brazos.


Privada mi sed, de mis propias vertientes,

morir con los bolsillos hechos jirones,

recibir puñado de palabras, de mis propias venas,

solo queda aceptar la tristeza, quebrada en mil silencios.


Resucitare al final de mis años, como el de Galilea,

enrumbar silencios, por otros confines,

tal vez un minuto, hará mil esperanzas,

para calmar la sed de alegrías, ya olvidadas.


Quizás una golondrina me regale sus plumas,

para abrigar el llanto que esta ya helado,

avive recuerdos y encuentre otro cielo,

desde este infierno, hasta una esperanza.


Magno González Arrascue.

Trujillo - Perù

19-09-09.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Juntos

JUNTOS


Con el peso de mis sentimientos,

hago frutos cada día con mis manos,

llenare tu corazón con la sabia de mi amor

en la distancia ataremos el amor que nos tenemos.


Eres cause de mi rio,

eres luz de luna en mi ventana,

eres sol que acaricia mi mañana,

en la dicha de nuestro amor en cada día.


Ayer fue soledad en mis sentidos,

porque estabas lejos sin tenerte,

porque tu estrella no llegaba a mi vera,

porque tu sonrisa era frase de otro cielo.


Hoy palpitas con mis horas y mis días,

en la canción de nuestra sinfonía,

en la dulzura de la primavera que ya llega,

con sus flores y colores para nuestros corazónes.


Para siempre correrán los días por nuestras venas,

por siempre tu mano estará apretando la mía,

por siempre tu corazón será el mío,

porque ya nació el día de nosotros.


Magno González Arrascue.

Trujillo - Perú

jueves, 2 de septiembre de 2010

Tu

TU.


Cuando llegas a mi estadio solitario,
traes la esperanza que será mi abecedario,
tu mirada se hace eco en mi sudario,
y tu sonrisa es siempre mi relicario.

Mi alegría abarca ya tu piel,
tus entrañas son caudales de tu miel,
los sudores van cayendo con el pincel,
y mis pasos ya conquistan nuestro nivel.

Estas quieta un instante como diosa,
tu figura hace tu piel apetitosa,
caminando por tus ojos te veo amorosa,
estoy aquí, para verte cada día mas dichosa.

Es lo inmenso que llegas a mi instante,
no esperaba nuestro cielo tan estimulante,
solo anhelo el hilo de tus dedos, sea fortificante,
y el mundo ya no existe, solo tú, como mi diamante.

Magno Gonzàlez Arrascue.

Trujillo - Perù

jueves, 15 de abril de 2010

Para que quedarme


PARA QUE QUEDARME.

Para que quedarme,
si tu silencio inunda mi aliento,
si tu mirada entristece estos mis ojos,
si tus labios mueren con mis letras,
y tu corazón hilvana una partida.

Para que quedarme,
en el sitio que muero cada día,
en esta hoguera que quema mis instintos,
a la penumbra que haces con palmadas,
y al día, como hilo aborrecido en cada palabra.

Para que quedarme,
en la orilla de tu corazón ya cansado
en tus manos que construyen este hielo,
en tu mejilla que se parte en cada beso,
es morir a patadas, sin contar ya cada golpe.

Para que quedarme,
con la flor en mis manos ya marchita,
con mi risa que me suena a un lamento,
con mi voluntad golpeada hasta mis pies,
es como morir pidiendo a gritos mi cadalso.

Me iré,
con el viento viajando muy de prisa,
hasta cansar el camino que me espera,
llegar hasta mi poesía que es mi destino,
en este cansancio que no piensa en mi trajín.

Me iré,
hasta engrandecer mi voluntad,
hasta encontrar mariposas de colores,
manos tersas que aprieten mi cariño,
abrazos fuertes que sollocen de alegría.

Me iré,
con mi pecho que sugiere otro mundo,
con el viento y con el sol, que derramen mi alegría,
con la luna y el silencio, que susurren muchos versos,
hasta ver la luz, de tus ojos que me esperan.


Anoche suspire a tragos cortos,
en la estación de la partida,
porque la dicha es una fruta que está cerca,
allá en los montes de tu risa,
allá en mansión de mil razones,
en la ciudad que revienta luces en mi cielo,
en las calles que se tienden a mi llegada.
y el abrazo se hará fuerza en cada hora.

Magno González Arrascue.

domingo, 11 de abril de 2010

La llegada de marias

LA LLEGADA DE MARIAS.

Y los días se me van, del ayer hasta el mañana,
esperando que tus ojos, sean luces que se acercan,
porque ya mi soledad, es un pan de antes de ayer,
vas llegando con el viento, y bajando como estrella,
ya éstas en la orilla, donde muere el silencio,
donde se hace la caricia, como beso y como flor.

Y se hace nada la nostalgia,
se hace grito nuestro beso,
se hace fuerza tu mirada,
se hacen rondas tus pisadas,
se hace nido tu sonrisa,
se hace puño tu palabra,
se hace dulce tu deseo,
se hace fuerte este amor,
se hace débil tu tristeza,
se hace añicos tu dolor,
se hace viento tu aliento,
se hace lágrima, tu alegría.

Es de aquí, que ya nacemos,
y nos vamos con el aire,
a entregarnos las palabras,
como versos que trajinan,
como armas que se mecen,
al vaivén de tus miradas.

Son marías tus caricias,
que me abrazan, como el viento,
son marías tus caminos,
que ya buscan mi pradera,
son marías tus sonrisas,
que se clavan en mi alma,
son marías tus pisadas,
que me alcanzan en el aire,
son marías tus abrazos,
que me tiñen con tu aroma,
son marías tus gemidos,
que se pierden en la noche,
son marías tus mañanas,
que me abrazan, con tu nombre,
son marías tus minutos,
que amarran, nuestras vidas.

Magno González Arrascue.

jueves, 1 de abril de 2010

Me voy contigo

ME VOY CONTIGO
(Por siempre contigo)

Estoy estacionado en mis impaciencias
,
como mirando a la nada envuelta en viento helado,
oliendo el incienso de la soledad y el miedo,
vagando por caminos imaginarios desde mi invierno,
como yéndome a un infinito sin fondo y sin distancia,
quizás estoy estorbando mis sueños mimados,
aquí ya soy un desconocido de mis propias paredes,
soy como el trigo que se queda en espiga verde,
estoy en el camino que no quiere mis pasos,
estoy como dormido en un charco de tristeza,
miro hacia afuera y veo solo mis dedos largos.

No me quedare para tiritar mi paisaje vacío,
solo andaré al encuentro del hielo con sol del sur,
mirare tu sonrisa en los acantilados de tus recuerdos,
andaré con mis pasos que duelen mi distancia,
no me quedare sin mañana y sin caricias tibias,
mis ojos volverán al pasado solo para aborrecerlos,
mis lágrimas ya caen como ríos solos, mirando el mar,
una lágrima es la estocada recibida de tu realidad,
solo uno puede salvar su dolor y sus lágrimas,
solo uno es hacedor de sus días de otoños frescos,
solo uno es su dios y su felicidad en cada segundo,
me voy, será el alba que me de el viento y el rocío,
llegare hasta mis huesos y mis pupilas libres,
ahora y siempre sentiré mis entrañas juntas,
solo me quedare con mi poesía y una lágrima viva,
aquí es el mundo y aquí me quedo para verte vivir.

Entrare en tu habitación para mirar tus deseos,
llegare solamente cargando mis años juntos,
tomaremos un té en la orilla de tu alcoba,
ahí surgirá el beso latiendo a humo denso,
será el vientre que cuaja nuestra felicidad,
y de ahí la aurora será el norte de nuestros nombres,
andaremos debajo de los árboles y miraremos el rió,
nos abrasaremos en todas las mañanas bellas,
silbáremos ganándole el trino al zorzal,
gritaremos a este día que viaja con nosotros,
surcaremos las montañas cruzando nuestros dedos,
llegaremos hasta el silencio de nuestros besos,
lograremos que el cielo sea nuestro cada día,
y un día
de fiesta seremos la alegría y el sosiego,
porque estamos solos y estamos juntos.

Magno González Arrascue.

Antonio Villalobos Ordoñez

ANTONIO VILLALOBOS ORDOÑEZ
INMEMORIAN

Desde el pedestal de la historia,
asumes la tarea estoica de justicia,
luchar por un horizonte justo para el maestro,
Antonio Villalobos Ordoñez.

En la brega de multitudes estabas,
poniendo el pecho al cuchillo imperialista,
con el puño en alto por la causa del maestro,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

En el camino largo y pedregoso,
de ese setentaiocho hacia Lima,
con la arenga en alto, la marcha avanza,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

En las calles surtidas de maestros clasistas,
como ríos caudalosos con furia sincera,
con militantes de la historia del Pueblo,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

Con la mano amiga en la vida cotidiana,
en la broma franca y mirada alegre,
o el discurso fácil en el día día,
así eras amigo Antonio Villalobos Ordoñez.

Ahora queda el recuerdo de las luchas idas,
serán senderos que nos lleven lejos,
porque la justicia espera el triunfo cerca,
de las luchas cruentas que dejaste siempre,
Antonio Villalobos Ordoñez.

Magno González Arrascue.

domingo, 21 de marzo de 2010

Lejos de ti


LEJOS DE TI.

Me senté dormido,
a esperar un sueño,
y lograr el vino,
de tus sentimientos.

Fui arañando el viento,
y toque tus sienes,
en el parpadeo,
de mis emociones,
lance un suspiro,
a tu lejanía.

Encontré tu voz,
como aire fresco,
encontré tu canto,
que se acerca ya.


Somos del silencio,
manos con distancia
juntos a vencer el día,
en un manantial de amor.

Magno González Arrascue.

domingo, 14 de marzo de 2010

Ayer y hoy


AYER Y HOY.

Hoy me negaste tu mirada,
ayer fue un suspiro en mi camino.

Hoy me negaste tu sonrisa,
ayer me entregabas como aromas.

Hoy ya no vienen tus pisadas,
ayer estrujabas mi alcoba.

Hoy no me esperas en la esquina,
ayer caminabas por mi vientre.

Hoy ya no estas en nuestro parque,
ayer te enredabas en mi pelo.

Hoy no acaricias mi instinto,
ayer te elevabas en deseo.

Hoy ya no tocas mi delirio,
ayer tus sudores eran miel.

Hoy ya no alcanzo tus olores,
ayer palpitabas en el centro.

Hoy ya no subes a mi sien,
ayer cabalgabas en las sombras.

Hoy ya no lees mi intención,
ayer te abrazabas en mi piel.

Hoy te olvidaste de mi nombre,
ayer lo gritabas con delirio.

Solo pido en este hoy, tu sonrisa y tu visita,
y mas tarde anunciaremos la delicia de tus besos.

Magno González Arrascue

miércoles, 10 de marzo de 2010

Asi seras


ASI SERAS.

Si caminas bajo el sol,
serás una flor de la mañana,

Si estas bajo la luna,
serás ternura en mis labios,

Si te bañas en el río,
serás fuente que me habla,

Si sientes mi mañana,
Serás mi compañía que delira,

Si besas una ola,
serás tormenta en mi noche,

Si tocas tus cabellos,
serás río que me inundas,

Si buscas una rosa,
serás belleza con aromas.

Si encuentras la ternura,
serás el amor que ya encontré,

Si duermes en mi sueño,
serás la ilusión que me despierta.

Si me hablas con tu canto,
serás mi acento donde escribo.

Si juegas con mis versos,
serás mi dama que esta cerca.

En fin si me das un beso en la mejilla,
serás la eterna compañía de mis sueños.
Magno González Arrascue.

sábado, 6 de marzo de 2010

Dos minutos, mil lágrimas.


DOS MINUTOS, MIL LAGRIMAS…
Chile vencerá....

Llego la oscuridad en dos minutos aciagos,
el mar bramo en sus entrañas de fuego,
cayó en mil pedazos corazones inocentes,
el polvo de sus escombros cubrió nuestro llanto.

Se derrama sangre en las grietas del desastre,
se visten de rojo los caminos ya trazados,
la sangre derramada es silencio de los dioses,
y el camino ya es oscuridad y voces calladas.

El llanto camina por las mejillas cansadas,
se hacen lagos inmensos de lagrimas inocentes,
se humedece la tierra con gotas cristalinas,
y se secan los ojos que miran muchas partidas.

Ahora está el mundo con sus brazos abiertos,
alargando sus manos hasta el dolor abierto,
entonces, juntos adoraremos otra vez esta tierra,
y se levantara desde el polvo, hasta nuestros nombres.


Magno González Arrascue

jueves, 18 de febrero de 2010

Como poder

COMO PODER

Como poder lograr tú sonrisa,
sí la tuya es delicia inalcanzable.

Como poder lograr tú mirada,
sí la tuya hace el cielo para el mundo.

Como poder lograr tú pensamiento,
sí el mio se queda en la orilla del tuyo.

Como poder lograr tú guiño sentimental,
sí tú ya has llenado mi corazón.

Como poder lograr tú mano generosa,
sí tú ya me has entregado amistad.

Como poder avanzar en tú camino,
si tú ya has logrado la felicidad.

Como poder lograr tú silencio,
sí tú ya has encontrado la sinfonía de la vida.

Como poder estar a tú lado,
sí tú ya has copado mi mente.

Como poder escuchar tú voz,
sí tú ya has declamado a Vallejo y Neruda.

Como poder lograr tus sueños,
sí para tí son realidades cotidianas.

Como poder lograr tu dicha,
sí en tí, ya broto la lágrima feliz.

Como poder lograr la prole esperada,
sí ya tienes la hermosura en pareja.

Magno González Arrascue.

viernes, 12 de febrero de 2010

Estar solo

ESTAR SOLO.


Estar solo, es mirar allá lejos tu sonrisa,
volver a encontrar todos los recuerdos,
sin olvidar las penas, las alegrías y el llanto,
para envolverse consigo y lagrimear por dentro.

Estar solo, es escuchar por dentro tus palabras,
querer sacarlas y quedarse quieto,
porque estas en el infinito de tu instante,
sin poder lograr escuchar tu nombre como siempre.

Estar solo, es tener la gente allá al frente,
moverse junto a sus recuerdos y presentes,
caminar su vida indiferente a otras gentes,
porque cada uno hace su camino solo y para siempre.

Estar solo, es mirar el cielo desde la banca de un parque,
para escribir tu nombre arriba en el infinito,
volar y volar y querer alcanzarlo,
sin que me de cuenta, que siempre estaré solo.

Magno González Arrascue.

martes, 9 de febrero de 2010

Sinfonia de mi llanto


SINFONIA DE MI LLANTO.

No sientas que el puñal camina despierto,
es la noche que despierta cada día,
no sientas que la luna es nuestro puente,
es la que cobija un amor en el silencio.

Casi me traspasa la noche con mi llanto,
solo tu verso mueve mi agonía,
en las alturas de una nube que me cae,
como racimos que horadan mi cansancio.

Espero que la noche se haga un día entero,
para esperar que llegue la estrella que yo amo,
en esta travesía que se vuelve ya una lágrima,
al tener tu mano muy distante bañada de silencio.

Se borrara mas tarde la distancia y el silencio,
porque la soledad será, la de un ave en alto cielo,
yo diré mil canciones dentro de mi llanto,
al tocar la sinfonía de mis versos que ya vuelan.

Magno González Arrascue.

sábado, 23 de enero de 2010

La soledad

LA SOLEDAD.

La soledad traga mis espacios y momentos,
es ventisca que toca silbidos lejanos,
no muere en el camino, sino llora en él,
surca huesos vacíos y estériles.

Hace caso a las lombrices secas,
cimbra las emociones carcomidas,
momifica las letras de mi nombre,
se esfuerza en acompañar lapiceros usados.

No llega nunca, esta ahí echada en su hamaca,
es comida que aleja el estomago,
es agua que se escapa por los bordes,
nunca besa un funeral en las calles,
siempre se queda para bailar sin zapatos.

Hasta se esconde en sus narices frías,
no camina nunca, es peso en el silencio,
es correa que ajusta los muslos apurados,
calla el dolor alejando la compañía.

Sacude sus ropas en sus instancias perversas,
balbucea en cada media noche feliz,
lleva el té frío a la estación de invierno,
solapa mis culpas cada instante.

Es cómplice de mis entretenimientos,
nunca me culpa de mis infortunios,
es condescendiente con mis desmanes,
ahuyenta los sinsabores y deleites.

No justifica mi desgracia, solo mira mi sombra,
hurga en mi corazón desierto,
cada paso es pena en mi costado,
solo queda morir en su rutina.

Ir con ella hasta el último peldaño,
abrazarse a su cuello y decirle hasta mañana,
porque mañana será el día del triunfo,
dejaré la soledad en su ojo moribundo.

Iré despacio a conseguir un nombre,
iré a jugar con tus suspiros en mis manos,
caminaré hasta llegar a mis alegrías,
llegaré y ordenaré mi desayuno tibio,
y de ahí el destino será mió, solo mió.

Magno González Arrascue.

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...