jueves, 15 de abril de 2010

Para que quedarme


PARA QUE QUEDARME.

Para que quedarme,
si tu silencio inunda mi aliento,
si tu mirada entristece estos mis ojos,
si tus labios mueren con mis letras,
y tu corazón hilvana una partida.

Para que quedarme,
en el sitio que muero cada día,
en esta hoguera que quema mis instintos,
a la penumbra que haces con palmadas,
y al día, como hilo aborrecido en cada palabra.

Para que quedarme,
en la orilla de tu corazón ya cansado
en tus manos que construyen este hielo,
en tu mejilla que se parte en cada beso,
es morir a patadas, sin contar ya cada golpe.

Para que quedarme,
con la flor en mis manos ya marchita,
con mi risa que me suena a un lamento,
con mi voluntad golpeada hasta mis pies,
es como morir pidiendo a gritos mi cadalso.

Me iré,
con el viento viajando muy de prisa,
hasta cansar el camino que me espera,
llegar hasta mi poesía que es mi destino,
en este cansancio que no piensa en mi trajín.

Me iré,
hasta engrandecer mi voluntad,
hasta encontrar mariposas de colores,
manos tersas que aprieten mi cariño,
abrazos fuertes que sollocen de alegría.

Me iré,
con mi pecho que sugiere otro mundo,
con el viento y con el sol, que derramen mi alegría,
con la luna y el silencio, que susurren muchos versos,
hasta ver la luz, de tus ojos que me esperan.


Anoche suspire a tragos cortos,
en la estación de la partida,
porque la dicha es una fruta que está cerca,
allá en los montes de tu risa,
allá en mansión de mil razones,
en la ciudad que revienta luces en mi cielo,
en las calles que se tienden a mi llegada.
y el abrazo se hará fuerza en cada hora.

Magno González Arrascue.

domingo, 11 de abril de 2010

La llegada de marias

LA LLEGADA DE MARIAS.

Y los días se me van, del ayer hasta el mañana,
esperando que tus ojos, sean luces que se acercan,
porque ya mi soledad, es un pan de antes de ayer,
vas llegando con el viento, y bajando como estrella,
ya éstas en la orilla, donde muere el silencio,
donde se hace la caricia, como beso y como flor.

Y se hace nada la nostalgia,
se hace grito nuestro beso,
se hace fuerza tu mirada,
se hacen rondas tus pisadas,
se hace nido tu sonrisa,
se hace puño tu palabra,
se hace dulce tu deseo,
se hace fuerte este amor,
se hace débil tu tristeza,
se hace añicos tu dolor,
se hace viento tu aliento,
se hace lágrima, tu alegría.

Es de aquí, que ya nacemos,
y nos vamos con el aire,
a entregarnos las palabras,
como versos que trajinan,
como armas que se mecen,
al vaivén de tus miradas.

Son marías tus caricias,
que me abrazan, como el viento,
son marías tus caminos,
que ya buscan mi pradera,
son marías tus sonrisas,
que se clavan en mi alma,
son marías tus pisadas,
que me alcanzan en el aire,
son marías tus abrazos,
que me tiñen con tu aroma,
son marías tus gemidos,
que se pierden en la noche,
son marías tus mañanas,
que me abrazan, con tu nombre,
son marías tus minutos,
que amarran, nuestras vidas.

Magno González Arrascue.

jueves, 1 de abril de 2010

Me voy contigo

ME VOY CONTIGO
(Por siempre contigo)

Estoy estacionado en mis impaciencias
,
como mirando a la nada envuelta en viento helado,
oliendo el incienso de la soledad y el miedo,
vagando por caminos imaginarios desde mi invierno,
como yéndome a un infinito sin fondo y sin distancia,
quizás estoy estorbando mis sueños mimados,
aquí ya soy un desconocido de mis propias paredes,
soy como el trigo que se queda en espiga verde,
estoy en el camino que no quiere mis pasos,
estoy como dormido en un charco de tristeza,
miro hacia afuera y veo solo mis dedos largos.

No me quedare para tiritar mi paisaje vacío,
solo andaré al encuentro del hielo con sol del sur,
mirare tu sonrisa en los acantilados de tus recuerdos,
andaré con mis pasos que duelen mi distancia,
no me quedare sin mañana y sin caricias tibias,
mis ojos volverán al pasado solo para aborrecerlos,
mis lágrimas ya caen como ríos solos, mirando el mar,
una lágrima es la estocada recibida de tu realidad,
solo uno puede salvar su dolor y sus lágrimas,
solo uno es hacedor de sus días de otoños frescos,
solo uno es su dios y su felicidad en cada segundo,
me voy, será el alba que me de el viento y el rocío,
llegare hasta mis huesos y mis pupilas libres,
ahora y siempre sentiré mis entrañas juntas,
solo me quedare con mi poesía y una lágrima viva,
aquí es el mundo y aquí me quedo para verte vivir.

Entrare en tu habitación para mirar tus deseos,
llegare solamente cargando mis años juntos,
tomaremos un té en la orilla de tu alcoba,
ahí surgirá el beso latiendo a humo denso,
será el vientre que cuaja nuestra felicidad,
y de ahí la aurora será el norte de nuestros nombres,
andaremos debajo de los árboles y miraremos el rió,
nos abrasaremos en todas las mañanas bellas,
silbáremos ganándole el trino al zorzal,
gritaremos a este día que viaja con nosotros,
surcaremos las montañas cruzando nuestros dedos,
llegaremos hasta el silencio de nuestros besos,
lograremos que el cielo sea nuestro cada día,
y un día
de fiesta seremos la alegría y el sosiego,
porque estamos solos y estamos juntos.

Magno González Arrascue.

Antonio Villalobos Ordoñez

ANTONIO VILLALOBOS ORDOÑEZ
INMEMORIAN

Desde el pedestal de la historia,
asumes la tarea estoica de justicia,
luchar por un horizonte justo para el maestro,
Antonio Villalobos Ordoñez.

En la brega de multitudes estabas,
poniendo el pecho al cuchillo imperialista,
con el puño en alto por la causa del maestro,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

En el camino largo y pedregoso,
de ese setentaiocho hacia Lima,
con la arenga en alto, la marcha avanza,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

En las calles surtidas de maestros clasistas,
como ríos caudalosos con furia sincera,
con militantes de la historia del Pueblo,
ahí estabas Antonio Villalobos Ordoñez.

Con la mano amiga en la vida cotidiana,
en la broma franca y mirada alegre,
o el discurso fácil en el día día,
así eras amigo Antonio Villalobos Ordoñez.

Ahora queda el recuerdo de las luchas idas,
serán senderos que nos lleven lejos,
porque la justicia espera el triunfo cerca,
de las luchas cruentas que dejaste siempre,
Antonio Villalobos Ordoñez.

Magno González Arrascue.

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...