miércoles, 15 de febrero de 2012

Sin tregua



SIN TREGUA.

Podrán hacerse cuentas los melones,
Podrán volar las chirimoyas en sus verrugas,
podrán las letras zurcir algunas palabras,
podrán los conceptos arruinar el día,
podrá un silencio romper en llanto,
podrá la distancia menospreciar la ira.

Pero amor, el dolor es mil veces esclavo,
en las cicatrices que sembraste, en cada silencio,
en las horas de fuga, hasta la misericordia,
en los besos traicionados, en una fruta madura,
en la carroza que lleva un pasado, hasta el final,
en la mueca fácil, del dolor sin ganas,
en la risa ausente, que robaste un día,
en el rosario que se quedo sin su padre nuestro,
en la mariposa que te mira sin sus alas,
en la nube que aposenta la oscuridad de la noche,
en fin en tu rostro que adormece al mundo.

Solo el camino se acorta con las hojas muertas,
solo el vestido esta en muda desde lejos,
solo la canción suspira una pena incierta,
solo una maleta se pone patas y emprende viaje,
solo tu mirada es abanico sin su aire,
solo tus pasos muerden el desengaño infecto.

Ahora vas a mendigar sonrisas con estragos,
Vas a delinear tu culpa bajo el árbol,
quizás a enfrentar tu pena con tu llanto,
a disfrutar de la desdicha que engendraste,
en la pradera verde que ahora es gemido,
oh! a oradar un amor allá en tu descanso,
queriendo ensamblar desdichas con traiciones,
moviendo tu balanza que te cuelga del bolsillo,
buscando en el oeste, otros mil quejidos.

Magno Gonzalez Arrascue

Sintiéndote


SINTIENDOTE.

Sintiendo tú frío en mí calor, nos acercamos:
moviendo mis dedos largos en tu costado,
alzando mis labios, hasta nuestros deseos,
mirando mi cielo en tu pupila,
llegaré a hurtar, tus besos al medio día,
saldré a recorrer pasiones, por tus linderos,
almorzaré como a las 12, en tus laderas,
tus encantos los cenaré, cada vez tarde,
y en la noche, hundiré mi barco hasta tu mar,
navegaremos, por nuestras gotas, en el ocaso,
y juntaremos esos tus bosques ya con los míos,
nos quedaremos saciados en tu regazo,
hasta otra noche, que encuentre el hilo de tu pasión.

Magno González Arrascue.
Trujilllo -PERU

Deseos

DESEOS.

Si succiono la sabia de tus entrañas,
entro feroz hasta tus deseos,
aprieto tus quebradas profundas,
y me quedo a cabalgar en tus riscos.

Bajare por tus escarpados terrenos,
subiré a la cima de tus montañas eternas,
sentiré el aliento de tu piel bañada en perlas,
dejare mis labios presos, en tus poros sedientos.

En el centro de tu majar bendito, bordeare tu bosque,
tejeré pasiones, con tus hilos de seda ,
en tus muslos delicados, cabalgare sin freno,
y la noche se hará hoguera en cada latido.

Aullará la noche con sus cantaros llenos,
se moverá el mundo al compás de tus gemidos,
morirá la tarde en nuestras miradas,
y gritaremos al viento tu nombre y el mío.

Magno González Arrascue.

martes, 14 de febrero de 2012

Bésame


BESAME.

Bésame, con tus labios que brotan de tu cáliz,
bésame, con pasión hasta hundirme en tu candela,
bésame, hasta que tus ojos miren nuestro infinito,
bésame, para llegar hasta tus linderos,
bésame, con lluvia en tus caderas,
bésame, con un lirio junto a tus latidos,
bésame, hasta romper el silencio del deseo.

Surca mis mejillas y dame un beso tierno,
no estaciones tus besos en tu distancia,
abriga tus labios en la fogata de los míos,
camina a prisa hasta cuajar un beso,
solo el suspiro reemplazara el beso,
en la penumbra y la alcoba oscura.

Habita tus besos en mi deseo ahora,
has de un minuto el canto de mis labios,
para llegar hasta tu fruto maduro,
ahí cabalgaremos sin rienda y sin limite,
moveremos la distancia hasta tu vientre,
porque estamos en el filo del deseo.

Alocaremos nuestras manos,
surcaremos tu terreno fértil,
regaremos tus montañas y quebradas,
entraremos como amenaza en tus entrañas,
dejaremos una vida, en el silencio de tu grito,
alzaremos los suspiros, con el viento y el roció,
y sabremos que este beso, llego hasta tu vida.

Bésame, con la furia de tus labios enrojecidos
entra hasta el dulzor de mis entrañas vivas,
adora el aliento que me robas,
succiona las palabras que se quedan,
aminora mis ansias que me matan,
al dibujar con mis labios candentes,
tu boca que espera mi lápiz sin freno.

Bésame, como si corrieras con el viento,
para alcanzar la luna en su creciente,
ahí lograremos el beso lejos,
amaremos nuestros labios en la penumbra,
ahogaremos nuestros sueños en los chirridos de dientes,
como dos dioses amándose como personas.

Bésame, con tu vientre en mi mejilla,
también tu bosque que llegue hasta mi rostro,
y tus labios que jueguen ya por mis gotas,
buscando sabores dentro de tu selva,
nos quedaremos alzando vivas a nuestro amor.

Besame,
hasta morir en tus besos,
como muere el sol en el ocaso,
para renacer en otro instante,
y beber tus besos desde el alba nueva.

Besame,
mirando a la luna llena,
surcando el aire llegaremos muy lejos,
entregaremos nuestros labios a un abrazo,
y con la paz del beso, será nuestra dulzura.

Besame,
paso a paso en la lentitud del día,
como saboreando el tiempo,
en los acantilados de tu geografía,
quebradas húmedas y montañas fértiles,
como tus besos llenos de tu sabia dulce.

Besame,
ahí en la orilla de nuestras pasiones,
para orar cada día una sonrisa,
mirar el capullo de tus alegrías,
y mas tarde morir en besos,
hasta llegar directo a tus instintos,
y quedarnos dormidos con las pieles húmedas.

Magno González Arrascue.

Trujillo - PERU

lunes, 13 de febrero de 2012

Dos dias


DOS DIAS.

Ese día llegó el sol, chorreando su verano,
la luna quieta mirando mis suspiros,
dos corazones anidando su amistad,
un rayo atraviesa el desierto ya despierto.

Dos corazones se mueven en su sangre,
el viento corre y corre con su alegría,
las palabras son ríos torrentosos,
las ansias desesperan la distancia.

Se mueve el mundo, llega tu caricia,
se mueve el universo llega tu beso,
se mueve el día llega de alegría,
el segundo es un abrazo eterno.

Dos días se camina sin huellas en el viento,
en terciopelos y sedas unidos por un verso,
son dos días de beber la miel de tu panal,
con sonrisas, que se hacen con nosotros.

Es el palpitar del aire en tus cabellos,
es mirar el cielo jugando con tu nombre,
es tener una estrella encallada en tus labios,
es tu vida, venida a mi verdad.

Solo pensaba construir mil y un sabores,
porque tus besos colmaban cada verso,
el sol sabía unir mi dicha con la tuya,
la luna miraba mi emoción hecha dulzura.

La oscuridad sabe de mis ojos claros,
mis calles te tendían su lecho,
mi ciudad ya sabia que existías lejos,
mis montes bailaban ya dichosos,
mi rió surcaba el océano hasta tu rió,
todo era verdad, aquí en mi destino.

Llego una nube oscura a tu cielo,
llego silbando la oscuridad a mi sonrisa,
acaba con el sueño de dos días,
acaba con la ilusión de dos días,
acaba la sonrisa y la caricia,
acaba el camino ya vencido,
acaba de ahorcar una razón de fuerza,
por fin acabas de borrar mi sueño.

Acabas de tirar mi ilusión al río,
acabas de hacer dormir el medio día,
acaba de latir mi emoción sin tu aire,
acaba una dicha que sonreía a lo lejos,
acaba el minuto que quedaba vivo.

Solo espero que una luciérnaga me llame,
que un ruiseñor me trine en cada hora triste,
que un rió me de una sonrisa con sus piedras,
que los árboles bailen en sus copas,
que las calles sean alegrías de los paseantes,
que mis ojos puedan ver tu distancia,
que mis labios puedan sonreír hasta los tuyos,
que mis pasos no se cansen en tu horizonte.

Ahora, dime si me quedo ya dormido,
si mi pecho deje de latir tu nombre,
si mi aliento deje de sentir ya tu aire,
si mis labios dejen su humedad sangrante,
si mis penas se hagan grandes como ayer,
si mi tristeza se haga carne con mi pena,
si mi dolor cueste cada día una punzada.

Dime amada que llegaste el 22,
ahora dame una caricia desde ahí,
emprenderemos el tercer día sin hablar,
dile a tu sonrisa que viaje hasta la mía,
dile a tu mirada que se aloje en mi horizonte,
dile a tu corazón que aquí espera un latido.

Comencemos el camino hasta nuestra dicha,
vayamos seguros que el día será nuestro,
que las horas siempre estarán junto a nosotros,
que un día nuestras manos nunca se alejaran.
porque un beso será eterno en los dos.

Magno González Arrascue.
Trujillo - PERU.

Dama distante


DAMA DISTANTE.

Te veo en mis pasiones gritando nuestro amor lejano,
logro imaginar tus labios que posan sin fin en mis deseos,
desmayo cada día en tus montañas donde siembro muchos besos,
quiebro mi alma en esta distancia que escribe tu nombre.

Cada anochecer palpito en tu silueta color azúcar,
cada minuto es hoguera en tus laderas que brotan miel,
cada segundo exploto en tu vientre tocando mis deseos,
llego hasta tu caldera para fundir nuestra pasión heroica.

Siempre estamos con almíbar en cada labio húmedo lejano,
porque ya somos trigo que germina la distancia de nosotros,
seremos hacedores de versos en nuestra armonía de sombras,
llegaremos al umbral de nuestros deseos con caracolas blancas,

El día que juntemos un suspiro, cada mañana cerca,
volaremos en mil felicidades hasta los confines de este amor,
bajaremos como truenos y sentiremos el murmullo de tu piel
ahí asistiremos al banquete vestido en sabanas blanco perla.

En la quietud del ave, anidaremos juntos en cada amanecer,
en la rudeza de la fiera, abrazaremos nuestras almas con dulzor,
en el crisol del agua, beberemos nuestra dicha con amor,
en la agonía de un árbol, alzaremos nuestras vidas sin cesar,
y entonces, la pasión se junte con la felicidad entre tu y yo.

Magno González Arrascue.

Trujillo - PERU

Como saber


COMO SABER.

Como saber, que el agua cure ya mi sed,
si tu distancia, hace grietas en mi alma,
sin tu aire, se me ahoga la sonrisa,
sin tu aroma, se me acaba el camino.

Como saber, si el camino me lleve hasta tu nombre,
solo tengo mi emoción, parpadeando,
solo tengo mi mirada, ya truncada,
la luz se pone tenue, en la veta de tu alma.

Como correr y llegar hasta tus pasos,
tenerte cerca, y rezar nuestra pasión,
hacer loas, en la orilla de tus labios,
poner un beso, en el filo de tu piel.

Como llegar a escribir una sonrisa,
en la cornisa fresca de tus labios,
estar ahí, y entrar hasta tus besos,
alzar tus manos, buscando la alegría,
morir en besos, en el regazo de tu flor

Magno González Arrascue.
Trujillo - PERU

domingo, 12 de febrero de 2012

Te fuiste


TE FUISTE.

Casi bebiendo el horizonte, llegue hasta tu tiempo,
sintiendo espasmos en las grietas del odio,
logré balbucear canciones, que vuelan sin distancia,
para posarse en tu cadera, que llora un beso.

No estuviste peinando mis horas tristes,
abusaste de mis huesos que llegaron pedazos,
rompiste cien abrazos, que lanzo mis caricias,
y dominaste las frutas que un día exprimiste.

Ahora el ocaso se cierne por tu hombro,
eres sólo gemido que se pierde sin tiempo,
eres el ayer que no se acerca a mi mañana,
y lograste aturdir mi mano con tu partida.

Caminaré por los montes a buscar nuevas aves,
oiré a los ríos que bajan, con su música de piedras,
miraré cada vestido que dejaste prendido,
el silencio me lleve a dormir en su manto,
porque ya la luz está llegando, al umbral de mi alma.

Magno González Arrascue

Sienteme


SIENTEME

Siénteme,
al despertar y llegue con el alba en un suspiro,
hacerte caricias con el rocío de mi sonrisa,
mirar que estiras todas tus delicias dándome un beso,
llenar de miradas mis emociones que ya estallan.

Siénteme,
junto a ti, al medio día de verano,
sofocando el hastío, en el mar de tu viento,
mas tarde, sentados en la mesa haciendo bocados,
sentiremos la sed, que nos tenemos en cada mirada.

Siénteme,
en el ocaso, cuando llegue despacio,
urdiremos sonrisas, para hacernos el beso,
un abrazo, terminará mi llegada furtiva,
porque es el comienzo, de la noche que espera.

Y el oscuro es inicio, que invita a tu alcoba,
ahí perturbaremos la calma que estaba dormida,
porque subiremos a escalar tus montañas,
y hacer del minuto un siglo de encanto.


Magno Gonzalez Arrascue

Como decir que te quiero.


COMO DECIR QUE TE QUIERO.

Como decir que te quiero,
si mis palabras son letras, que se niegan a caminar,
tu distancia es la dicha, que espero alcanzar,
que ya partí con el viento, como un suspiro en otoño,
mi sonrisa para beber, tu mirada allá a lo lejos.

Como decir que te quiero,
si ayer te busque, para llevarte conmigo,
al caminar encontré, que tus pasos ya se marchaban,
los recogí en mis manos, hasta llenar mi vacío,
ahora vivo contigo, con tu camino por siempre.

Como decir que te quiero,
si ayer nomás, amaba tu nombre,
porque llegue a tu cielo, de nubes y esperanzas,
entre hasta tu mano, que ya me dio su cariño,
ya urdí mis caricias, para tejer nuestra dicha,
caminemos los dos, de madrugada hasta el sol,
porque el verano llegó, con el calor de los dos.

Como decir que te quiero,
si ya ande en tu dicha,
si me empape con tu aroma,
si se alegro mi alegría,
si me besó tu cariño,
ya alcance tu orilla,
ya me cambie de destino,
me contagie con tu risa,
ya entre en tu cielo,
entre suspiro y suspiro,
abrazaremos la luna.

Magno González Arrascue

sábado, 11 de febrero de 2012

Cada mañana


CADA MAÑANA

Cada mañana, respiro tu nombre,
esperando que llueva, una esperanza cautiva,
hacer de un día, un grande jolgorio,
escribir en cada silencio, tu rostro cercano.

Caber en mi alma , tu cariño sedoso,
llegar con mi mano, a tocar tu orgullo,
esperar mi camino, para unir con el tuyo,
alegrar mi camisa, que salta en mi pecho.

Esperar que un día, se acerque el tiempo
a jugar con el mío, en un día de fiesta,
juntar nuestras almas, y estrechar cada cielo,
crucificar nuestro orgullo, en aras de un beso.

Estaremos sumidos, en el agua y el viento,
esperando que lleguen, caricias y besos,
seguir andando, en los bordes del tiempo,
para saciar esta dicha, que gime adentro.

Ojala que lleguemos, a besar nuestra frente,
urdir con las manos, el amor que nos viene,
para ir en el viaje, a tocar nuestros vientos,
quedarnos unidos, como el agua en su lecho.

Magno González Arrascue.

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...