lunes, 12 de noviembre de 2012

Estoy cansado

 
ESTOY CANSADO

Estoy cansado de caminar día a día,
de ver el horizonte y no alcanzarlo,
de ver el sol que alumbra sin cansancio,
la luna que llega cada noche y nos sorprende,
de ver la gente que pelea cada día con su sombra,
que se afana en los minutos que no alcanzan ya sus pasos,
avanzando su sudor de este día que termina,
para volver a encontrar el minuto de otro día,
y seguir en el minuto que ayer no lo encontró.

Hay, este hombre no termina con su cansancio,
porque el principio de su cansancio es el principio de su fin.

Estoy cansado de mirar a toda la gente,
del trabajo que es sudor de cada instante,
de no traer la ilusión que fui a buscar,
de no encontrar la razón de este día,
de regresar sin el pan del desayuno,
de mirar tus ojos de aluminio,
de sentir el corazón tan persistente,
de estos brazos que se cansan y se alejan,
del cerebro que piensa en millones de razones,
de los pasos que van y vienen hasta mañana,
del mañana que lo busco y no alcanzo,
el ayer me pareció que ya se iba,
y yo sigo buscando el mañana,
de estos músculos que me duelen hasta ayer.

Y este hombre, sigue con su cansancio,
porque el principio de su cansancio,
será el principio de su fin.
 
Magno González Arrascue

sábado, 10 de noviembre de 2012

Sin mas nada.




 SIN MAS NADA

Sin mas nada, se queda el corazón, 
con la sangre del olvido y el silencio, 
 cuando la distancia es un accidente, 
cuando el silencio, hace llorar tu alma. 

Sin mas nada, es la lógica del olvido, 
es la sin razón de cada día en nada, 
del silencio que camina de espaldas, 
en la locura de este mundo sin suspiros. 

Solo queda la distancia sin más nada
en las cadenas invisibles del olvido,
después del parto sincero de los dioses,
que nos entregan, en un nudo el silencio
y la distancia caminando rio abajo. 

Magno González Arrascue.

martes, 6 de noviembre de 2012



TE FUISTE.

Casi bebiendo el horizonte, llegue hasta tu tiempo,
sintiendo espasmos en las grietas del odio,
logre balbucear canciones que vuelan sus notas,
para posarse en tu cadera que llora un beso.

Nunca peinaste mis horas tristes,
abusaste de mis huesos que llegaron pedazos,
rompiste cien abrazos que lanzo mis caricias,
y traicionaste las frutas que un día exprimiste.

Ahora el ocaso se cierne por tu hombro,
eres solo gemido que se pierde sin tiempo,
eres el ayer que no se acerca a mi mañana,
y lograste aturdir mi palabra con tu partida.

Caminare por los montes a buscar nuevas aves,
oiré a los ríos que bajan con su música de piedras,
mirare cada vestido que dejaste prendido,
y el silencio me lleve a dormir en su manto,
porque ya la luz esta llegando al umbral de mi alma.

Magno González Arrascue

lunes, 5 de noviembre de 2012




DORMIREMOS BAJO EL ARBOL

Estoy tendido en el suelo,
mojando mis emociones,
tirando mi cana al centro,
elevando este mi orgullo,
sintiendo tus gotas frescas,
meciendo ya tus deseos,
jugando con tus pupilas,
con tus cabellos que sobran,
y tu aliento que agobia,
y esas perlas que llaman,
camina mi lengua tibia,
bajando por tu silueta,
jugando con esos hilos,
ya me tiembla el cordial,
de llegar hasta tu aroma,
donde el deseo es rosa,
donde la vida comienza,
y el azucar es poco,
ahí esta una diosa,
esperando a este potro,
que cabalgue por el llano,
y que penetre hasta el monte,
con deseo desbocado,
jinete con espuelas blancas,
que se detenga en el río,
porque ya llego al paraíso,
en éste suspiro tan largo.
Dormiremos bajo el árbol,
hablaremos de los montes,
hablaremos de los ríos,
que acompañan el silencio,
que nos trae este momento.

Magno González Arrascue

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...