martes, 24 de diciembre de 2013




JUNTOS LOS DOS.

Estas dormida en tu abrazo,
como esperando viaje mi beso,
solo falta cruzar el viento,
mirar el llano que se acerca,
encuentro flores con corazones,
estas mirando ya mi partida,
dejo mi calma con mi pupitre,
dejo alegrías andando el parque,
ya mi tristeza bosteza fuerte,
este dolor cae en pedazos,
mi sonrisa mira hasta el alba,
esta mirada ruge lejana,
estos mis pasos están cimbrando,
corriendo a pocos como despacio,
encuentro un beso peinando el mío,
y un abrazo que se agiganta,
una caricia de terciopelo,
una mirada diciendo mares,
una sonrisa urdiendo mieles,
ya son tus pasos dándome abrazos,
tu alegría come mis besos,
y tus ojitos saltan de frente,
esos tus labios dicen mi nombre,
salta mi grito como volando,
ahí en el cielo cruzamos dedos,
y en la tierra vamos cantando,
es mucha delicia mirar tus ojos,
son las canciones que nos aprietan,
llegamos juntos, a nuestras almas,
en este día brotó una lágrima,
porque ya somos viento y roca,
sembremos besos, también abrazos,
nuestro camino será el mismo,
ahora y siempre juntos los dos.

Magno González Arrascue.
 Trujillo – Perú

domingo, 22 de diciembre de 2013




EL AÑO NUEVO. 

El Año Nuevo,
enciende antorchas por su llegada,
con música de colores incandescentes,
con fuegos que alumbran un nuevo niño,
para brindar con el mundo, su alegría,
en una copa llena de esperanzas,
una cena, se espera, abundante justicia y paz.

El Año Nuevo,
es un día con 365 alegrías, color a mundo,
también 365 pesares, colgados de la vida,
365 lágrimas, a la espera del que partió,
porque son, 365 sinceros días. 

El Año Nuevo,
son doce calendarios vestidos de colores,
uno amarillo, el sol alumbrando tu oscuridad,
otro rojo, pasión y fuego entre los puños,
verde, con árboles que pueblen el  planeta,
celeste, con la paz en los bordes del cielo,
casi naranja, con la euforia simpática del otoño,
el morado, penitencia en las laderas del camino,
ocre tierra, juntos en defensa de su plenitud,
con el magenta, sensualidad y pasión perpetua,
la inocencia del blanco, con su beso de paz,
el negro, que asoma a dar muerte al planeta,
intoxicandola con leyes grises y sin pudor,
que nos están llevando al filo del abismo,
en el camino interminable de los días. 

El Año Nuevo,
sin una esperanza, entre tu mano y la mía,
o color alegría, de una vida integra,
o tristeza del camino que se acorta,
con la euforia de un amor que germina,
o con la sinceridad de mirar de frente,
a los ojos, que se funden con tu mundo,
quizás se alargan a un encuentro diferente,
en este mundo que se nos acaba,
por obra de los pocos, sin importar los muchos.

Magno González Arrascue
Trujillo – Perú

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Feliz navidad

FELIZ NAVIDAD

Feliz Navidad,
palabra tatuada en siglos de esperanza,
camina desde antaño, con los pies descalzos,
con calma y vacía, medita una plegaria,
con la esperanza de lograr la felicidad.

Feliz navidad,
a los montes, que cada día mueren conmigo,
a las aves, que vuelan con esperanza en el viento,
a los ríos que bajan tronando, buscando la siembra,
y a los mares, que braman una oración sin tiempo.

Feliz Navidad,
a los niños, que nacieron sin pan y sin calzado,
a los hombres, que miran muy lejos una esperanza,
a las mujeres, que traen al mundo con dolor su parto,
y a todos los que caminan juntando las manos.

Feliz Navidad,
a las palabras, que quieren decir su canto,
al verso, que brota en los labios de una pluma,
a una frase, que acaricia un mundo cercano,
y una oración, que dicte sincera la vida.

Feliz Navidad,
a todos los hombres, que buscan caminos cercanos,
a todos los hombres, que rompen barreras sin miedo,
a todos los hombres, que claman justicia con su llanto,
a todos los hombres, que redimen el claustro de un lágrima.

Feliz navidad,
a ti que me diste amistad, en mi angustia sin sombra,
a ti que colmaste, las grietas de mi alma herida,
a ti que alumbraste, este mundo que se nos muere,
en fin, a ti que eres mi amigo, al medio día de la eternidad.

Feliz Navidad,
a ti que me diste la espalda, en mis horas muertas,
a ti que te llore, en ese día estrujado,
a ti que jugaste con mi angustia ya cansada,
a ti que hiciste polvo, la esperanza de mi sueño.
a todos, al fin, feliz navidad, por la vida y por la paz.


Magno González Arrascue

Biografía de César Vallejo

Loading...

Hitos de la música

Loading...